Viajes

Cómo viajar con poco dinero por el mundo

Pin
Send
Share
Send


Viajar. Esa es la palabra que la mayoría de la gente anhela experimentar en algún momento, siendo uno de los deseos más profundos de sus vidas. No obstante, si preguntamos a cada uno que les impide viajar por el mundo, sin duda que el dinero es el motivo primario que saldrá a flote. Habiendo dicho ello, ¿qué tanta cantidad de dinero se requiere para trotamundear?

Dado que esta pregunta surge muy a menudo, es importante que la gente sepa lo siguiente: no se necesita ser millonario para viajar. Desde el año 2010 cuando empecé a mochilear comprobé que es así, pero más interesante fue volver de aquella aventura y saber que tenía que darle prioridad al tema del ahorro si quería irme otra vez.

Si no tomas como prioridad tus planes viajeros, buscarás cómo gastarte el dinero y terminarás por decir la frase cliché “no tengo dinero”. Por el contrario, si te preocupa cumplir tus metas de explorar otros países y piensas que sólo en una fantasía reservada para los ricos, toma nota de los consejos que mencionaré a continuación y así no habrá excusas para no lograrlo:

Grupo de mochileros en Perú

1- Vende tus cosas

Lo primero es buscar maneras de conseguir el dinero para poder mochilear, y una de esas es poniendo a la venta algunas de tus pertenencias. Con esto no sólo aumentarás los ahorros para tu viaje, sino que te desharás de aquellas posesiones que ocupan espacio y no utilizas.

Existen infinidades de portales web (Craigslist es uno de tantos) para que anuncies lo que vendes. Evalúa las cosas que tienes y pregúntate cuáles merecen la pena ser vendidos.

2- Usa Couchsurfing

Una de las formas más simples y populares de no gastar en hospedaje es a través de Couchsurfing. Básicamente, su uso se basa en solicitar alojamiento en casas de huéspedes que estén dispuestos a abrirles la puerta a viajeros extranjeros.

Lo estándar es que te acepten por unos cuantos días, aunque al final todo dependerá de la disponibilidad del anfitrión y de que tan bien te lleves con él. En el mejor de los casos, hasta tu huésped podría sacar tiempo para mostrarte su ciudad, algo que viene a ser más que bueno al tener la compañía de un local.

Está demás decir que Couchsurfing es un gran salvavidas monetario en ciudades caras como Londres, Nueva York o Tokio, donde es habitual encontrar dormitorios rondando los $20 o $30.

Viajando a dedo por Sudamérica

3- Pide aventón

El aventón, denominado en otros países como autostop, hacer dedo, pedir ride o raite, es una práctica muy económica a la hora de movilizarse durante un viaje. Se trata de alzar el dedo pulgar (en otros lados se sube el índice o el brazo completo) en la orilla de una carretera, a fin de detener algún vehículo que no tenga inconvenientes en llevarte a tu destino o lo más cerca que se pueda.

Desde luego que no todos estarán de acuerdo con la idea de montarse en el auto de un extraño, y es que pedir aventón supone un cambio de mentalidad que sólo puede ser experimentado en la ruta. Si ves que el autostop es para ti, en este post de mi autoría conocerás los consejos que te ayudarán a tener éxito.

4- Housesitting

El housesitting (traducción literal del inglés “cuidador de casas”) es otra tendencia que ha recibido bastante aceptación entre los viajeros que desean ahorrar en hospedaje, pero sin perder el nivel de comodidad que brinda una casa.

Las ventajas del housesitting aplican por el tiempo que sea, tanto si lo usas por unos días o semanas, aunque es más útil si decides quedarte por unos meses custodiando un hogar. Las responsabilidades detrás de esto incluyen efectuar la limpieza rutinaria de la vivienda y darle de comer a las mascotas (siempre y cuando hallan animales que vigilar).

Sitios web como Trusted Housesitters y Housecarers son utilizados por miles y miles de usuarios interesados en ser parte de esta dinámica.

“Car sharing” en Camboya

Pin
Send
Share
Send