Viajes

Incendios en Cataluña

Pin
Send
Share
Send


En Catalunya los bosques de mezclan con el Mar Mediterráneo
Miles de personas están siendo afectadas por esta desgracia. Muchas familias que habitan zonas rurales han debido ser evacuadas a centros urbanos alejados de las llamas. Conexiones a luz y teléfono se han perdido en muchas poblaciones dificultando la comunicación y las labores de rescate.

El desastre ecológico es alarmante. El fuego ha afectado ya unas 13.000 hectáreas de vegetación y sigue sin estar controlado debido en parte a las dificultades añadidas por la fuerte tramontana, un viento característico de esta zona de Cataluña que en ocasiones puede resultar violento y de enorme intensidad.

Como siempre, los bomberos se han convertido en unos auténticos héroes. Estos seres que parecen hechos de otra pasta, han acudido a la zona afectada llegados de todas las partes de Cataluña dispuestos a dejarse la vida si fuera necesario para combatir este fuego cabrón y devastador. Lo bomberos, esos hombres.

Miles de voluntarios están también luchando contra estos incendios que parecen ser los más graves de las últimas décadas. Miles de personas, bomberos, fuerzas aéreas, luchando contra unas llamas que no entienden de misericordia.

Lo peor de todo es que los incendios podrían haber sido provocados por una imprudencia. Algunas fuentes indican que el fuego podría haberse producido debido a una colilla mal apagada. De verdad, si se confirma la hipótesis, no me lo podré creer.

Crecí en Cataluña y desde muy pequeño recuerdo campañas en todos los medios de comunicación con la intención de concienciar a la población a cerca de los riesgos de incendios durante la época de verano. En estos días que vivimos, tiempos de comunicación, tiempos de oleadas de información, tras décadas insistiendo en los peligros que el sofocante calor y los fuertes vientos pueden suponer para los bosques, ¿cómo es posible que se produzca un incendio provocado por una colilla mal apagada? Si las sospechas se confirman, de verdad que no voy a caber en mi indignación.

Sólo quiero aprovechar este triste momento para recordarte lo importante que es viajar con prudencia, solidaridad y responsabilidad. No sólo con uno mismo sino con el medio y las personas que habitan los lugares que visitamos. Sé que siempre lo haces, pero un recordatorio nunca está de más, tanto para tí como para mí mismo.

Hoy, pese a encontrarme físicamente en Dublin, mi corazón y mi mente están en Cataluña. Mucha fuerza y mucho ánimo a todas estas personas que se están viendo afectadas por estos malditos incendios. Toda mi energía cruzará Europa para reunirse con ellos.

Força catalans, força Catalunya!

Pin
Send
Share
Send